Metro de Bogotá

Logo Bogotá mejor para todos

You are here

Estaciones

El viaducto y las estaciones o plataformas de embarque a los trenes, transformarán la ciudad a su paso. El paisaje urbano cambiará con la afluencia masiva de pasajeros, situación que motiva la transformación de estructuras existentes en comercios y atrae a las ventas informales. Para mitigar estos riesgos y otros como el posible deterioro urbano por la estructura misma, el Metro de Bogotá adopta las siguientes políticas:

  • Las estaciones se reducirán a lo necesario para garantizar su operatividad, de forma que se minimice su volumen, su peso y así el tamaño de las columnas y vigas.

  • Los accesos a las estaciones estarán en edificios situados al costado y conectados por pasarelas. Serán construidos sobre terrenos de origen privado, sin reducir el espacio público. En estos edificios se encontrarán taquillas, escaleras, torniquetes, baños, primeros auxilios y una serie de servicios y comercios que dependerán de su localización. De esta manera se le ofrecen servicios complementarios a los pasajeros y se minimiza el riesgo de aparición del comercio informal.

  • Los edificios de acceso a las estaciones se harán retrocedidos entre 8 y 12 metros con relación a las fachadas originales, para generar más espacio público y compensar con más luz natural el efecto sombra de la estación elevada.

Los estudios de demanda realizados, permitieron determinar 15 estaciones entre el Portal Américas y la Calle 72 con Av. Caracas, 10 de intercambio con TransMilenio, ubicadas cada 1,39 kilómetros, en promedio.  Por ejemplo, en las Avenida Ciudad de Cali, Boyacá, 68 y NQS surgirán estaciones integradoras que permitirán el abordaje o descenso de los pasajeros que viajen por estos corredores, mientras que en la Avenida Caracas serán estaciones paralelas, donde bastará subir o bajar de un piso para cambiar de sistema.

En la zona de estaciones surgirán centros empresariales, educativos, recreativos y comerciales al servicio de alto tráfico de pasajeros. Los edificios tendrán cuatro niveles con espacios para salas operativas, dependencias para personal de control, mantenimiento y atención de contingencias y locales de servicios complementarios como comercio, comidas, bancos, baños, biciparqueaderos y otros, según la zona. Algunas de las estaciones con alto potencial se convertirán en núcleos de encuentro barrial, con auditorios, educación, salud, servicios de gobierno y jardines infantiles.

Millones de metros cuadrados de nuevo espacio público mejorarán el entorno de las estaciones, con andenes más anchos y plazoletas para facilitar el acceso peatonal y mejorar la seguridad en el entorno. Serán puntos de encuentro para las personas que hoy viven en los alrededores y una oportunidad para la vivienda nueva.

Los pasajeros del Metro tendrán altos niveles de servicio en las zonas de espera y circulación, ambientes abiertos, con ventanas o rejillas que permitan la vista desde afuera, con iluminación y ventilación natural, en procura de la seguridad, buena salud de los viajeros y el cuidado del medio ambiente.

 

Modelo de Gestión para los Edificios de Acceso a las Estaciones

El modelo previsto contempla que la Empresa Metro de Bogotá se encargue de la adqusición del suelo por manzanas completas para englobar, proceder al cambio de la normatividad urbana, para luego fijar las reglas de juego de procesos de selección de desarrolladores especializados.  El seleccionado deberá construir el edificio de acceso con sus propios fondos, ampliar el espacio público y compartir sus ingresos de explotación inmobiliaria con la Empresa Metro de Bogotá.