Metro de Bogotá

Logo Bogotá mejor para todos

You are here

¿Cómo transformará la ciudad?

La Empresa Metro de Bogotá S.A. fue creada por el Concejo de Bogotá con la facultad de llevar a cabo el proyecto de movilidad y hacer renovación urbana en el corredor. Para cumplir con esta tarea estamos tomando las mejores prácticas del mundo, particularmente el ejemplo de Asia donde hoy se hacen los metros del siglo XXI, con renovación urbana, desatando procesos de densificación ordenada.  Ese es el camino escogido por Bogotá.

La estructura del viaducto será alta (el tren irá probablemente a 12 metros del suelo), con columnas muy espaciadas (30 ó 35 metros) y una plataforma delgada (10 metros, aprox.), a una distancia nunca menor a ocho metros de las fachadas. Las zonas bajas del viaducto tendrán uso, allí se ubicarán las ciclorrutas y carriles exclusivos para el servicio de alimentación del Metro.

Las estaciones no estarán sobre el espacio público, estarán ubicadas en edificios convencionales a un costado o edificios de acceso, con el propósito de darle una mejoría al entorno con la ganancia de espacio público y las construcciones de nuevas edificaciones. Tendrán un modelo de gestión directa, para promover los usos mixtos.

Los edificios de acceso a las estaciones serán los detonantes de procesos de renovación urbana donde el estado interviene solo a través de la regulación del uso del suelo. La política, similar a la de los principales ejes de transporte masivo, premia con mayores alturas de edificación aquellos proyectos que engloben predios, ensanchen las aceras frente al viaducto y generen sus accesos vehiculares por las vías aferentes o secundarias. 

Con este esquema, los pasajeros tendrán suerte de encontrar toda clase de servicios complementarios a su paso, como baños, comercio, comidas, bancos, primeros auxilios y otros.  La existencia del Metro incentiva la densificación del corredor y hay que estimularlo porque es bueno para la movilidad de la ciudad y para las finanzas del Metro.